“Llorar es de cobardes y sonreír es de débiles”

La autora Tali Rosu

Originaria de México y felizmente afincada en Pirineo Aragonés, vuelve a publicar, bajo la supervisión y el sello de la Editorial Cuatro Hojas, de Extremadura.  

La felicitamos calurosamente desde la redacción, deseándole una larga y satisfactoria carrera, aunque, después de cuatro títulos en venta sus intenciones quedan más que claras y el camino va marcado en tinta de la buena.  

Primero fue Carne de Chino, impactante en su argumento del consumo de carne humana clonada, posteriormente El Parásito me Ahoga, cuan recopilación de reflexiones narrativas o poética reivindicativa y A Través de los Sueños, que os invitamos a leer para sacar conclusiones propias.  

Tali Rosu no se detiene en el ámbito de la publicación en personal, pero también se hace cargo de promocionar autores noveles, escribir artículos de apoyo editorial o entrevistar en directo desde su cuenta de Instagram. El canal de YouTube que mantiene, presenta interpretaciones teatralizadas de libros, sueños o proyectos a coordinar.

Nos preguntamos cuándo le da tiempo a sonreír, tanto cómo nacen sus grandes ideas. 

Hablando de la novela 

Sonrisas robadas— Distopía bajo una cúpula de miedo — no envidia al maestro Norman Spinrad . 

Diríamos que lo mejora, ya que simplifica un mundo terrible, acercándolo a la comprensión inmediata.  

Está definida por escenarios futuristas diversos y situaciones en variadas escalas, gestos remarcables y resoluciones sorprendentes o naturales, como la vida misma. 

Los tres personajes centrales son dinámicos y bien perfilados. Aunque la voz narrativa sea en exclusiva de la joven Soni, la historia acaba dibujando un cuadro completo, en el que todos tienen su parte de protagonismo. Los personajes secundarios aportan los últimos tonos y refuerzan las afirmaciones más importantes. 

No hay cabos sueltos

El argumento está maestramente atado a situaciones que encuentran la realidad en todo momento, a pesar del anarquismo que viene a retratarse, a veces rebasando los límites de la emocionalidad.  

Abundan las reflexiones, alternadas con el grotesco que ataca la misma columna de la conciencia vertebral. La sensación es de ruleta rusa ¿en qué página va a atacar la siguiente bala; te dejará una cicatriz de remordimientos o herirá profundamente el alma? 

Sea como fuere, en la lectura se encontrará una satisfacción paralela y, sobre todo, se probará el gusto del poder de la decisión acertada. 

Síntesis

Con la adrenalina de la increíble aventura y el ánimo de no alterar la intimidad de la novela, os proponemos un esbozo creado por extractos, cuan recorrido fulgurante por doscientas páginas destinadas a dejar huella a millones de recuerdos. 

En este punto final sobran palabras. Digamos lo que digamos se quedaría en poco, como suele suceder en casos de los  buenos escritos. 

Solo nos queda reafirmar el agradecimiento a Tali Rosu por remover nuestras conciencias una vez más y al público de la revista: seguir con nosotros.  

Panóptica

(…) «llorar es de cobardes», se implementó el «sonreír es para los débiles». Empezó como todo, con una decisión que el gobierno impone al pueblo haciéndole creer que es por su propio bien. El pueblo acata y calla, y después es el propio pueblo el que lo hace cumplir denunciando a vecinos y familiares que se salen de las normas (…) 

Pág. 8

(…)El amor puede salvar al mundo, puede volver a liberar a la humanidad y puede conseguir que el universo recupere su equilibrio. Por eso nos quieren sometidos, por eso nos necesitan separados y alejados, sin sonrisas, sin caricias, sin palabras dulces, sin acompañarnos unos a otros en los días difíciles, sin sentir la esencia de la vida que puede conseguir que caigan sus redes de miedo y odio(…) 

Pág. 75

(…)Creo que ni siquiera Alma ha tenido la suerte de sentir tan cerca a un bicho, oír el grito de una marmota o ver a un insecto que no fuera un dron metálico y sin vida. ¿Qué edad tendría cuando se extinguió el último jabalí? No tendría ni veinte años. 

—¡Soni! —me grita Alma desde la cocina. 

Yo me acerco para no hablar a gritos; a veces se le olvida(…)

Pág. 125

(…)Con la tarea acabada, me aseguro de que el hombre esté bien atado, le vuelvo a echar el spray en la garganta, cojo a Silvia y me la llevo a la habitación mientras Alma le hace su magia en los muñones ensangrentados. 

Ahora mismo el llanto de la niña se oye casi hasta musical, ¡tuve tanto miedo de no volver! Por otro lado, Sara nos deleita con un concierto casi magistral. 

Me tumbo en la cama aliviada, relajada y respirando tranquilidad(…) 

Pág. 157

(…)Me encantaría poder decir «debe ser horrible vivir una guerra», pero no puedo hablar de supuestos porque yo también pasé por una. Sé lo que es que tu vida cotidiana de repente cambie por completo y que sobrevivir se convierta en prioridad. Sé lo que es que dejen de importar los sueños y los deseos porque lo único que importa es mantenerse con vida. 

A veces me pregunto si es algo que tiene que vivir cada ser humano alguna vez en la vida. ¿Será acaso una cláusula contractual cuando venimos a la tierra? ¿Un castigo por habernos cargado un planeta sin igual(…) 

Pág. 169

(…)—¿Y mi hija? ¿Y mis madres? ¿Qué pasará con ellas? (…) 

Pág. 212

Sonrisas robadas— Distopía bajo una cúpula de miedo —

One Reply to ““Llorar es de cobardes y sonreír es de débiles””

  1. Reblogged this on Tali Rosu and commented:

    Hoy vengo a dejaros por aquí la reseña que hicieron desde la revista Misnich para mi última novela distópica: Sonrisas robadas.

    Espero que os guste y que os animéis a leerla.

    Un abrazo fuerte

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.